imageMás allá de dar las gracias por un favor recibido; la acción de agradecer implica también, un genuino sentimiento de profunda gratitud hacia aquellos que de una forma u otra, forman parte de nuestra vida diaria y de nuestros propósitos. Es por ello que hoy 1 de mayo, en la celebración del “Día del Trabajador”, queremos enaltecer la labor de quienes conducen sus esfuerzos con un fin común. Nuestro gran talento humano.

Cada 1 de mayo, las personas en el mundo rinden un merecido homenaje a todos aquellos, que intervienen en los procesos laborales y de producción de infinidades de empresas, organismos, instituciones, negocios y un sin fin de actividades que requieren de la habilidad de los trabajadores; seres incansables que con sus capacidades logran sostenerse, levantar familias y contribuir con el desarrollo de las naciones.

Esta fecha “es una jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo en la Revuelta de Haymarket”.

Por su parte en Venezuela, no fue hasta 1936 cuando nació el movimiento obrero, a partir de la puesta en marcha de una campaña por parte de los partidos políticos y el Primer Mandatario de la época, Eleazar López Contreras; destinada a “lograr la sindicalización masiva de los trabajadores, luego de que éste, enfrentara en el inicio de su mandato, dos huelgas obreras y una estudiantil que sacudieron al país en 1936”.

Los años transcurrieron y con ellos un cambio en la fecha realizado por el general Isaías Medina Angarita, Presidente de Venezuela. Quien trasladó la celebración al 24 de julio; luego se unió a esta federación la Unión Petrolera y después del derrocamiento del General, el partido de la tolda blanca Acción Democrática crea la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV).

“Al asumir la presidencia Rómulo Betancourt en Octubre de 1945, dicta un decreto el 24 de Abril de 1946, donde establece el 1º de Mayo como Día del Trabajador y se declara día feriado y de remuneración obligatoria para los trabajadores en general, incluyendo los que realizan sus labores en la agricultura y cría”.

Con información del portal web www.webvenezuela.es.tl.com / www.es.m.wikipedia.org

Redacción: Tatiana Pérez

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *