imageVitaminas, grasas, proteínas, fibra, agua, azúcares y carbohidratos hacen del sorgo (semillas para hacer harina y forraje), un alimento completo capaz de aportar los nutrientes necesarios a la dieta alimentaria principalmente en África, Asia Meridional y América Central, pese a que su mayor producción se da en suelo estadounidense y específicamente en suelos áridos o semiáridos cálidos.

Este rubro posee una altura de 1 a 2 metros, ” inflorescencias en panojas y semillas de 3 mm, esféricas y oblongas, de color negro, rojizo y amarillento. Tiene un sistema radicular que puede llegar en terrenos permeables a 2 m de profundidad. Las flores tienen estambres y pistilos, pero se han encontrado en Sudán sorgos dioicos”.

Dentro de su composición, vitaminas del Complejo B, Vitamina C, E y minerales como el calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc y sodio intervienen de manera positiva en el proceso de digestión y aprovechamiento de las proteínas e hidratos de carbono que son consumidos por los individuos.

Con una antigüedad de cultivo aproximado de 5000 años (diversidad salvaje en Etiopía), este tipo de grano puede dividirse en cuatro grupos importantes como lo son el sorgo de escobas, ideal para la fabricación de cepillos y escobas; sorgo dulce, con el cual se pueden elaborar jarabes. Sorgo de grano y sorgo forrajeros, ideal para henificar y para el pastoreo y la alimentación sobretodo del ganado de engorde.

imageEn comparación con – el maíz – uno de los rubros más cosechados en el mundo, el desarrollo de esta hierba no es propiamente efectivo hasta después de alcanzar los 15 °C, ubicándose la temperatura óptima hacia los 32 °C, a diferencia del maíz que necesita de temperaturas más bajas para activar su crecimiento (temperaturas que también son soportadas por el sorgo sin inconveniente alguno).

No obstante, al momento de la afloración un descenso en la temperatura pudiera limitar el rendimiento del grano. “Si el suelo es suficientemente fresco no se comprueba corrimiento de flores con los fuertes calores”. Ya que también este producto, puede resistir a los periodos de sequía por un espacio de tiempo bastante prolongado, retomando su desarrollo al finalizar ésta.

Los terrenos de tipo alcalino son idóneos para su crecimiento; en tal sentido los suelos con presencia de carbonato cálcico favorecen los cultivos de las especies azucaradas, pues la sacarosa se incrementa en las hojas y el tallo. Es por ello que los suelos sanos y profundos son preferidos por este tipo de rubros.

En cuanto a su aporte calórico ” el valor energético del grano de sorgo es un poco inferior al del maíz. Se puede estimar como media 1,08 UF/kg. Comparándolo con el grano de maíz, el de sorgo es generalmente un poco más rico en proteínas, pero más pobre en materia grasa; como las de maíz, son de un valor biológico bastante débil; son particularmente deficitarias en lisina”.

Con información de www.es.m.wikipedia.org

Redacción: Tatiana Pérez

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *